Policía mata a un hombre y hiere a otro acusados de asalto en Santiago

1SANTIAGO. Un hombre cayó abatido y su cómplice resultó detenido ayer al enfrentar a tiros una patrulla de la Policía Preventiva que los perseguía, luego de que estos asaltaron a un ciudadano de 73 años en su residencia y lo despojaron de sus pertenencias, en un hecho ocurrido en el Ensanche Ortega…

Así lo informó mediante un comunicado de prensa esa entidad del orden, según la cual el occiso fue identificado como Brayan Samuel García (a) Coby, de 19 años, quien murió mientras recibía atenciones médicas en el Hospital Regional José María Cabral y Báez, de esa ciudad, a causa de herida de proyectil de arma de fuego en la región lateral derecha de la cabeza con salida, según el diagnóstico del médico legista actuante. Mientras que el detenido fue identificado como Gregory de Jesús (a) Cacón, de 20 años.

El informe preliminar del caso refiere que ambos hombres andaban bordo de la motocicleta marca Taurus CG-200, sin placa ni documentos, y en compañía de otros dos desconocidos, se presentaron a la residencia del señor Antonio Alfonso Veras Vittar, de 73 años, a quien encañonaron cuando se encontraba en la galería junto a su familia, despojándolo de dos anillos y una cadena color amarillo, y emprendieron la huida, por lo que en ese momento fueron alertadas las unidades policiales de la zona, que rápidamente dieron con los asaltantes.

Al momento de ordenarles detenerse, estos la emprendieron a tiros contra los agentes actuantes y en esas circunstancias García (a) Coby resultó con las heridas que posteriormente le provocaron la muerte y la detención de “Cacón”, según la Policía.

Ese mismo día un joven cuya identidad no fue revelada, identificó mediante fotografías al detenido como una de las cinco personas que, a bordo de tres motocicletas, se presentaron al sector Padre de Las Casas, en esa ciudad, y lo despojaron de su pasola marca Yamaha Axis-50cc.

La Policía Científica levantó en el lugar del suceso cuatro casquillos calibre 9 milímetros y un arma de fabricación artesanal (chilena), conteniendo en su recámara un casquillo del mismo calibre. Mientras que al prevenido se le ocupó un chaleco antibalas color negro, y al ser cuestionado verbalmente, admitió que hace tres días salió de la Cárcel de Rafey, donde cumplió una condena de año y medio por asalto.

El cadáver fue enviado a la oficina regional del INACIF en esa localidad para los fines de necropsia mandatorios.

Compartir en:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.