Le cantan 9 años a Brittney Griner en Rusia por contrabando de drogas

Brittney Griner, basquetbolista estadounidense detenida en Rusia, fue condenada este jueves a 9 años de prisión en un tribunal de Moscú por contrabando de drogas con intención criminal. La sentencia ocurre en medio de preocupaciones de que la estrella de la WNBA esté siendo utilizada como un peón político en la guerra de Rusia contra Ucrania.

La jueza Anna Sotnikova también multó a la deportista con 1 millón de rublos (aproximadamente 16.400 dólares). Y añadió que la corte tuvo en cuenta su admisión parcial de culpabilidad, remordimiento por el hecho, estado de salud y actividades caritativas. Los fiscales del caso habían pedido 9 años y medio de cárcel en los argumentos de cierre.

Griner fue detenida en febrero en un aeropuerto de Moscú, cuando las autoridades encontraron en su equipaje menos de un gramo de aceite de cannabis, según los fiscales rusos.

Los abogados de Brittney Griner, Maria Blagovolina y Alexander Boykov, informaron en un comunicado posterior a la condena que la corte ignoró todas las pruebas que presentaron y que apelarán la decisión.

«Estamos muy decepcionados por el veredicto. Como profesionales del derecho, creemos que la corte debe ser justa para todos, independientemente de su nacionalidad.

El tribunal ignoró por completo todas las pruebas de la defensa. Y, lo que es más importante, la declaración de culpabilidad”, dijeron en el pronunciamiento.

«Cometí un error honesto y espero que su fallo no termine con mi vida aquí»
Antes de conocerse el fallo, Griner se disculpó ante la corte y pidió clemencia en un emotivo discurso.

«Nunca quise lastimar a nadie, nunca quise poner en peligro a la población rusa, nunca quise infringir ninguna ley aquí», dijo la deportista en el tribunal de la ciudad de Khimki.

Griner, quien llegó al tribunal esposada, continuó: «Cometí un error honesto y espero que su fallo no termine con mi vida aquí. Sé que todos siguen hablando de peón político y de política. Pero espero que eso esté lejos de esta sala del tribunal», continuó.

Luego insistió en que «no tenía intención de infringir ninguna ley rusa. No tenía intención. No conspiré ni planeé cometer este delito», agregó.

«Es por eso que me declaré culpable de mis cargos. Entiendo todo lo que se ha dicho en mi contra, los cargos en mi contra y por eso me declaré culpable. Pero no tenía la intención de violar ninguna ley rusa», completó.

A principios de julio, Griner se declaró culpable de los cargos de contrabando de drogas en un intento por mitigar su sentencia. Su arresto y posterior juicio desataron la indignación internacional, mientras que el Departamento de Estado de EE.UU. ha calificado su detención de ilícita.

Compartir en:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.