El temor y desaliento se apoderan de los habitantes de San Cristóbal

Más de nueve mil desplazados continúan en casas de familiares y amigos, informó el COE

San Cristóbal.-Los munícipes que residen cerca del río Yubazo, en San Cristóbal, están preocupados por el desbordamiento de ese afluente, el cual penetró viviendas, cubrió las vías en distintos sectores y destruyó los muros de gaviones…

Nicolas Monegro Autoridades restablecieron el paso de manera temporal en Cambita, San Cristóbal.

Estos últimos son los que sirven de contención a una parte en la autopista 6 de Noviembre y provocó el cierre temporal de ese camino.

El desbordamiento de este afluente mantiene incomunicadas las comunidades de 5 de Abril, Cambita Garabito, Mucha Agua, El Tablazo, El Pueblecito, Los Medina, Hato Dama, Jamey, San Francisco, Dazal y Daza 2, Los Montones, Km. 40 y La Cuchilla.

Carmen Rodríguez narra que lleva 32 años viviendo en el barrio Puerto Rico, y dice que es la segunda vez que el Yubazo alcanza esos niveles.

“Tenemos miedo. Yo saqué todo lo que tenia ahí detrás”, dice Rodríguez, quien vive detrás del muro que la separa de las aguas del río.

Añade que “le estamos pidiendo a Dios que tenga misericordia de nosotros, porque el rico no tiene misericordia del pobre”.

Bajo una incesante lluvia dijo sentirse desamparada, pues ninguna autoridad ha ido por esa zona.
Yani, como se identificó, solo tiene ocho meses que se mudó al mismo lugar y expresa que están pendientes a cualquier cosa.

“La gente me relaja cuando le dijo que me voy acostar pero que voy a dormir con los ojos abiertos… el río subió casi al nivel de la ventana de la habitación”, dijo.

A Dulce María Hidalgo y Yolanda Montero les preocupa que siga lloviendo y la crecida puede llevarse vidas consigo y destruir las casas “que tanto trabajo nos da conseguir”.

Pedro Julián Martínez es otro munícipe, pero que reside en el barrio Las Flores, y expresó que “no se duerme. Estamos muy preocupados”.

Explicó que en reiteradas ocasiones han sido golpeados por la furia de los ríos sin que las autoridades tomen medidas, pues están a la espera de que pase una tragedia para buscar una solución.

Los munícipes de los Cacaos estaban incomunicados con Cambita Garabito por la crecida del rio Yubazo hasta anoche a la siete, ya que el alcalde de Cambita Garabito, Nelson Rosario, junto al Ministerio de Obras Públicas habilitaron el paso.

Para restablecer la comunicación vial, Rosario dijo que utilizaron dos tractores y movilizaron el sedimento rocoso del propio río y formaron un camino que permitiera la conexión entre ambas zonas.

“Le solicitamos a la población calma, ya que queremos hacer muchas cosas y ahora es que estamos trabajando, porque llegaron los equipos”, dijo el alcalde.

Desesperados por cruzar los munícipes de ambos lados penetraban a la improvisada ruta sin medir los riesgos de los tractores que se movilizan rápidamente para aprovechar la luz del día y el cese de las lluvias.

Las personas que allí estaban hacían “oídos sordos” de los guardias que gritaban que se mantuvieran detrás de la línea amarilla que indicaba “no cruce”.

Compartir en:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.